23/11/13

Profundo dolor

No hay comentarios :
Siento un dolor inmenso, un dolor en lo más hondo de mi alma. El mundo sufre y yo sufro con él.
Miro a mi alrededor y esta no es la realidad que debería estar viendo.
Lloro.
Grito.
Lucho.
Me rindo.
Me escondo...
y vuelvo a llorar.

21/11/13

Caduco

No hay comentarios :
Alzo la vista y observo que ya no existe el color verde. Ha desaparecido de mí, de mis brazos alzados al cielo. Intento acariciarme el pelo, pero tampoco queda nada de él. ¿Dónde está?
Los pájaros ya no vienen a cantarme, la gente ya no se sienta a descansar a mis pies. Nadie me mira como antes, excepto esa chica que de vez en cuando levanta la vista del ordenador y me mira sonriente.

20/11/13

Ansiedad

No hay comentarios :
Tengo problemas de ansiedad desde hace años. Es paradójico porque siempre he eliminado de mi vida todo aquello que me perjudique, pero no soy capaz de hacerlo con aquello que "calma" mi ansiedad.
Me muerdo las uñas desde que tengo uso de razón. Hace unos años conseguí, aún no sé muy bien cómo, tenerlas largas y poder pintármelas. El cambio de vida que tuve en esa época hizo que volviera a mordérmelas.

19/11/13

El olor del miedo

No hay comentarios :
Últimamente he vuelto a oler el miedo. Huele a rancio, a óxido. Es un olor fuerte que impregna cada átomo de mi entorno.
Se mete con insistencia en la glándula pituitaria y se niega a salir. Poco a poco va calando la mente... hasta que llega al alma. Allí se instala, quizá de por vida.

18/11/13

Hibernando

No hay comentarios :
Por estos lares eimpre hace frío en invierno, pero aún no estamos en invierno y yo estoy con guantes escribiendo esto.
Siento los pies cada vez más fríos; o mejor debería decir que cuanto más fríos se me quedan menos los siento. Me duelen a pesar de los dos pares de calcetines y las dos mantas.
La punta de mi nariz marca bajo cero y el vaho que sale de mi respiración casi hace que se cree escarcha en mi salón.

Hermana Luna

No hay comentarios :
Esta mañana un gran foco blanco me ha despertado. Era muy pronto, las 7:30, así que he sacado la cabeza de entre las mantas y he mirado hacia la ventana, porque me parecía muy temprano para que fuera el Sol. Aún así, pensé que quizá había amanecido ya y que habría neblina, de ahí la blanca y potente luz.

Aullando

No hay comentarios :
Aúllo, a veces bajito para que nadie me oiga, otras a viva voz. Aúllo para sobrevivir a mi propia mente.
La obsesiva necesidad de contar todo lo que se me pase por la mente me arrastra a escribir y escribir, aunque sean cosas sin sentido incluso para mí.
No busco la, al parecer, tan ansiada "fama blogger"; ni siquiera tener un solo lector. Escribo por escribir. Porque me gusta, porque lo disfruto, porque poco más sé hacer (y ni eso).

                                                            
              ¡¡AAAAAUUUUUUUUUUUU!!



© Agata | WS
x x x x x x x .