20/11/13

Ansiedad

Tengo problemas de ansiedad desde hace años. Es paradójico porque siempre he eliminado de mi vida todo aquello que me perjudique, pero no soy capaz de hacerlo con aquello que "calma" mi ansiedad.
Me muerdo las uñas desde que tengo uso de razón. Hace unos años conseguí, aún no sé muy bien cómo, tenerlas largas y poder pintármelas. El cambio de vida que tuve en esa época hizo que volviera a mordérmelas.

Fumo. He vuelto a fumar. Estuve sin fumar unos meses debido a una bronquitis que me tuvo de baja mucho tiempo, pero sólo pensaba en el momento de recuperarme para volver a fumar. Qué absurdo, sí.
Hace unos meses tomé la determinación de dejarlo por propia voluntad y aunque me costó bastante dar con el método, lo conseguí.
Sin embargo, nuevas circunstancias en mi vida me arrastraron de nuevo al estúpido vicio. "Un cigarro y ya" me decía. Sí, ya, claro.

Quiero volver a dejar de fumar y quiero volver a dejar de morderme las uñas, pero siento que me falla la fuerza de voluntad que sé que algún día tuve.
Y todo culpa mía, sí, pero también a la ansiedad. Es horrible vivir con ansiedad. Y sé que los patrones me los marco yo y que lo que debo hacer es establecer nuevos hábitos. Pero no es tan sencillo. Hay elementos externos a mí que me generan esa ansiedad, como por ejemplo la entomofobia y la aracnofobia (y vivo en pleno campo).
Sin embargo, estoy dispuesta a volver a luchar por mi bienestar. Porque lucho por muchas cosas, pero me estoy olvidando de mí.
Ya está bien.
Le declaro la guerra abierta a la ansiedad a partir de ahora.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .