19/11/13

El olor del miedo

Últimamente he vuelto a oler el miedo. Huele a rancio, a óxido. Es un olor fuerte que impregna cada átomo de mi entorno.
Se mete con insistencia en la glándula pituitaria y se niega a salir. Poco a poco va calando la mente... hasta que llega al alma. Allí se instala, quizá de por vida.

Sólo hay un antídoto posible: la muerte.
Pero... ¿la muerte del miedo o del que lo tiene?



No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .