18/11/13

Hermana Luna

Esta mañana un gran foco blanco me ha despertado. Era muy pronto, las 7:30, así que he sacado la cabeza de entre las mantas y he mirado hacia la ventana, porque me parecía muy temprano para que fuera el Sol. Aún así, pensé que quizá había amanecido ya y que habría neblina, de ahí la blanca y potente luz.

Pero no.
Una enorme y redonda Luna asomaba curiosa a mi habitación; me miraba fría desde lo alto obligándome a despertar.
No sé qué tipo de magia nos une a ella porque no he podido dejar de mirarla (a pesar de las legañas) hasta que ha desaparecido tras los tejados. Diez minutos viéndola descender, diez minutos maravillada y agradecida.
Ahora, de nuevo todo está nublado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .