1/7/14

Arpías

Me invade por dentro una rabia descomunal cuando veo a los malos sobre los buenos. No comprendo lo caprichoso de una vida en la que quien es merecedor de elogio queda en las sombras de alguien que no merece absolutamente nada.
Gente preparada está en su casa mientras charlatanes de pacotilla se coronan a base de pisoteos, engaños y malas tretas.


No logro comprender qué oscura mano es la que dirige esta absurdez. Quienes van de inocuos comeflores cuando son arpías con sed de poder son los que pretenden manejar el cotarro.

Sin embargo, creo en la justicia divina. O en la literaria. Y en este cuento los malos también encontrarán su lugar. Lo encontrarán cuando se vean solos, arrinconados y sin carroña de la que alimentarse. Cuando los justos vuelvan a su lugar y destronen a la vergüenza de este mundo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .