28/8/14

La extraña

Todo escritor tiene su ego. Aunque digamos que nos da vergüenza ser leídos, nos gusta que nos lean. Incluso nos gusta leernos a nosotros mismos. De esa forma podemos percibir lo que está bien o lo que está mal, lo que falta y lo que sobra.

Cuando me leo siempre lo hago después de un tiempo prudencial y muchas veces sonrío recordando las circunstancias del momento en el que escribí tal o cual cosa. Pero hay veces que no recuerdo esas circunstancias ni me recuerdo a mí escribiendo esas palabras.
Como si mi alter ego se hubiera apoderado de mí y en plan escritura automática, hubiera vomitado todo lo que guarda en sus entrañas, que a la vez son las mías.

Es curioso y un tanto perturbador descubrir que hay una extraña viviendo en mí. Y que encima, escribe.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .