3/10/16

Alfa y Omega

Por fin. 
El fin.

Tu fin.

El fin de años de amistad oscurecida por la negrura de tu alma. Tus telas de araña te atrapan a ti y a todo lo que te rodea, pero a mí ya no. Me he liberado. Me he liberado de siglos de atadura, de tu maldita presencia, de tu afán por separar lo que la eternidad mantendrá unido siempre.


Fuiste la cuerda que todo lo unió, pero que de tanto unir terminó ahogando.
Hubo alguien a quien arrastraste hasta la locura y a quien yo tendí la mano mientras tú aplaudías que se hundiera. Intentaste que el peso nos arrastrara a los dos, pero conseguimos salir. Y ahora, que no tienes a quien lanzar al abismo, te lamentas de tu soledad.

Por fin ha llegado el fin. Nuestro fin. Tu fin. Qué paradójico que tu nombre sea El Principio. Has sido tu propio Alfa y Omega. Y ahora está dónde y como mereces estar:

Sola


No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .