11/10/16

Ansiedad (2)

Hace tres años hablé de la ansiedad en esta entrada: Ansiedad.
Hace tres años no tenía ni idea de lo que era de verdad la ansiedad: mareos, dolores de cabeza, inestabilidad, sensación de desmayo, dolores de estómago, taquicardias, temblores, náuseas, dificultad para respirar, sensación de ahogo, síntomas cutáneos, sensación de irrealidad, agitación, nervios, tristeza, dificultad de concentración, desgana, falta de memoria, sensación de peligro, desarrollo de fobias y miedos, aislamiento social, inseguridad...
Cuando escribí la otra entrada, pensaba que mis fobias me causaban ansiedad. Ahora sé que es al contrario, que mi ansiedad genera miedos y fobias y que, sin terapia, todo va a más.
Cada vez más temores, cada vez más limitaciones.

La ansiedad me ha borrado de mí, siento que desde hace unos años no soy yo, no me reconozco. No hago lo que siempre me ha gustado hacer, no salgo apenas de casa (nunca sola), no puedo pasear por el campo todo lo que me gustaría porque no lo disfruto, soy incapaz de coger un libro y concentrarme en lo que leo, ya no visito lugares abandonados, ya casi no escribo porque no consigo unir varias frases con sentido.

Hace unos meses he empezado a sufrir los síntomas físicos, que me limitan aún más. He tenido días de casi no poder levantarme de la cama. Me da miedo hacer deporte por si me mareo, no podría ir muy lejos sola por si siento que me desmayo o no puedo respirar. A veces me limita la alimentación por los dolores de estómago.

Curiosamente, dejé de fumar definitivamente al poco de escribir la entrada de hace tres años. También he conseguido dejar de morderme las uñas. Pero la ansiedad no ha desaparecido, al contrario. Es cada vez peor y peor.
Significa luchar contra ella cada día, abrir los ojos por la mañana y pensar "hoy no podrás conmigo". A veces ganas, otras pierdes. Pero la lucha es contínua.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

© Agata | WS
x x x x x x x .