4/12/16

Azurita

Este mineral sorprende por su intenso color azul. De hecho, de ahí viene su nombre, del vocablo árabe "azur", que significa azul.
También es conocida por el nombre "chesilita", hace referencia a la localidad de Chessy-les-Mines, cerca de Lyon, en Francia, donde en 1824 se encontraron magníficos ejemplares.
Los griegos llamaban a la azurita "Kuanos" que significa azul y de donde deriva la palabra cian.
Los egipcios le otorgaban propiedades mágicas y decían que propiciaba la comunicación con los espíritus, así que era muy común su uso en la confección de joyas e incluso como pigmento en las sombras de ojos.Tanta era su capacidad de pigmentación, que hasta el Renacimiento se utilizó para la elaboración de pinturas y acuarelas. Podemos verlo en la Capilla Sixtina, donde Miguel Ángel utilizó la azurita para obtener diversos tonos del azul.
Con el tiempo, dejó de usarse como pigmento porque, aunque lentamente, sufría un proceso de oxidación convirtiéndose en malaquita y, por lo tanto, cambiando su coloración a tonos verdosos.


Propiedades y usos

Propiedades físicas: Trata problemas de garganta, articulaciones, alinea la columna, trabaja a nivel celular restaurando daños. También ayuda en problemas renales, biliares, hepáticos, del bazo, tiroides, huesos, dientes y piel, favoreciendo la desintoxicación. Potencia el desarrollo del embrión en el útero materno.
Para dolores articulares, solo debes colocar la piedra sobre la zona afectada de 10 a 30 minutos.
Antiguamente se utilizaba para fortalecer el cerebro, porque incrementa la materia gris. Llevada como colgante, favorece la memoria.

Propiedades emocionales: Ayuda a relajar tensiones y bloqueos, sobre todo en casos de estrés por problemas laborales o familiares. Permite que entre más luz en nuestras emociones, en casos de tristeza y preocupación, transmutando los miedos y ayudando a entender el origen de todos ellos.
Tranquiliza a personas que hablan demasiado por nervios. 

Propiedades mágicas: Ayuda en los viajes astrales para que las salidas del cuerpo ocurran de forma sencilla y segura. 
Magnífica para la meditación de los clarividentes, lo cual la convierte en la piedra de base para el tercer ojo.
Esta es la piedra de los espíritus sensitivos. Eleva los planos del pensamiento y el conocimiento, incitando al subconsciente a dedicarse a lo esencial, sin dejarse llevar por lo transitorio.
Actúa como catalizador entre entre lo terreno y lo cósmico; lo físico y lo espiritual.
En el antiguo Egipto, por ejemplo, sólo los faraones y los sacerdotes y pitonisas de más alto rango podían permitirse el lujo de usarla para recubrir el interior de sus tocas, lo que les permitía elevar la conciencia hasta los dioses mayores; los funcionarios de niveles menores debían "conformarse" con el lapislázuli.


Para poder disfrutar de los beneficios de la azurita, se recomienda llevarla como pieza de joyería, en contacto con el cuerpo; según las metafísica, lo mejor es que esté cerca del lado derecho del cuerpo o sobre algún chakra. 










1 comentario :

  1. Me encanta todo lo referente a las piedras, y ésta, tal vez por su color, me generó un interés especial.
    Gracias por compartir su historia y propiedades :)

    ResponderEliminar

© Agata | WS
x x x x x x x .