1/12/16

Brujas

Hoy he leído una entrada en un blog que sigo porque me encanta: Memoria gráfica de España.
Trata sobre la "leyenda" de las brujas de Zugarramurdi, un rincón de la Navarra más magnífica y natural. Lugar en el que, en el S.XVII, se condenó a la hoguera a varias de sus habitantes acusadas de brujería.
El artículo de dicho blog lo explica perfectamente, y lo podéis leer aquí.
Lo que me ha hecho escribir esta entrada es el final que le da el autor a la historia:

"Brujas que tiempo después se descubrió que no eran tales. No pasaban de ser una suerte de curanderas naturistas con alto conocimiento de las plantas y los animales, que consumían diferentes ungüentos alucinógenos para alterar su nivel de conciencia y buscar de otros planos existenciales."

¿Cómo que se descubrió que no eran tales? ¡Claro que eran brujas! Porque lo que las brujas hemos hecho durante siglos ha sido eso, ejercer como curanderas, como parteras, como chamanas. Y por eso se nos quemaba, por eso se nos condenaba y por eso se nos exiliaba de nuestros hogares.

Nunca ha estado bien visto el poder y el conocimiento de manos de las mujeres, mucho menos en temas médicos y espirituales, de los que tenía el monopolio la "Santa" Madre Iglesia.
La herejía ha estado de moda durante siglos y siglos. Toda aquella persona que no siguiera el camino que la Iglesia marcaba, era acusado de hereje y muy probablemente, quemado en una hoguera.
Daba igual si creías en otra religión o si dentro del mismo catolicismo te desviabas un poco.
No han sido pocas las brujas católicas y cristianas que han sido asesinadas por tener conocimientos de herbolaria. Sin más.

Así que, sí. Esas mujeres de Zugarramurdi eran brujas, claro que lo eran. Porque es como las llamaron y es como hoy en día, muchos de nosotros, seguimos llamándonos para honrar nuestro oficio y a nuestros antepasados.

4 comentarios :

  1. Gracias por tu comentario,ya sabes que la barbarie humana siempre es injustificable.
    Actualmente aun existen los cazadores de brujas,mas bien a estos sujetos habría que internarlos en algún psiquiátrico.
    Otra cosa son los hechiceros,cosa muy distinta.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esa gente debería estar encerrada, pero no sé si en un psiquiátrico o en la cárcel...
      Gracias a ti por tu blog, es una maravilla.

      Eliminar
  2. Y sigue sin ser bien visto (el poder y el conocimiento en las mujeres)... Hemos evolucionado pero ¡cuánto nos falta, todavía! ¿no?
    Cariños :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos falta muchísimo, eso es cierto. Pero para eso trabajamos día a día.
      ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar

© Agata | WS
x x x x x x x .