29/5/17

Te sentí

Miré al cielo con aquella música de fondo, observando a las golondrinas sobrevolando el castillo y te sentí. Otra vez ocurría lo mismo. En el momento en el que aparté la vista del artificio que se creaba frente a mí, me transporté; supe que en algún momento lo que ahora miraban mis ojos lo habíamos mirado juntos.

El aire tocaba mi rostro de una manera diferente a como lo había hecho segundos antes y los sonidos se oían lejanos, amortiguados por la barrera del tiempo. Te sentí a mi lado, dándome la mano, pero no quise bajar la vista porque sabía que si dejaba de mirar el vuelo de las golondrinas, desaparecerías.

Un nudo hizo trinchera en mis entrañas y apreté la mano, tu mano. Tú me devolviste el gesto y te oí decir en la lejanía: "es bonito ¿eh?".
Ese era nuestro mundo, nuestro momento furtivo en mi momento. Pero algo de lo que ocurría frente a mí llamó mi atención lo suficiente como para bajar la vista y en ese momento desapareciste. La barrera, el velo, el cerco se cerró y volvió a alejarme siglos de ti.


2 comentarios :

  1. ¿quién sabe las sensaciones que uno puede sentir en según que situaciones o vivencias? suele ocurrir cuando dejamos volar la imaginación y se posa en nuestros más intensos sentimientos. Lo que es seguro es que te ha quedado de lujo éste relato corto. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Keren, no hay imaginación alguna ni en el momento vivido ni en lo escrito. Por eso es mágico, hermoso y doloroso.
      Gracias por estar por aquí. He estado algo liada pero a ver si me pongo al día con tu maravillosa literatura.

      Eliminar

© Agata | WS
x x x x x x x .